Back

¿Cómo escribir un artículo para un blog?

¿Te ha pasado alguna vez? Te sientas frente a tu pantalla, preparado para escribir un artículo digno de premio Pulitzer, deslizas tus dedos por el teclado como si fueran bailarines en un concurso de danza y ¡boom!, surge tu obra maestra. Pero luego, cuando lo publicas, en lugar de recibir aplausos, apenas obtienes el sonido de un grillo solitario. ¿Por qué? ¡La pregunta del millón!

Hay quienes prometen la fórmula mágica para escribir el artículo perfecto, pero honestamente, ¿quién tiene tiempo para magia en un mundo lleno de memes de gatos? En lugar de eso, prefiero compartir contigo algunos trucos que, si se ejecutan correctamente, tienen más posibilidades de éxito que un perro con gafas de sol en un desfile de moda canina. Así que, ¿estás listo para convertirte en el próximo Shakespeare de los blogs? ¡Sígueme en estos 7 pasos hacia la gloria digital!

¡Ay, ay, ay! Ya hemos soltado el rollo sobre los beneficios de tener un blog más veces que el abuelo cuenta sus batallitas de la guerra. Y sí, sé que suena repetitivo, ¡pero es que es tan importante que casi me lo tatúo en la frente para recordártelo cada vez que te mires en el espejo!

Ahora, no vayas a creer que tener un blog es como plantar un árbol y olvidarte de él hasta que dé frutos. No, no, no. Mantener un blog es como cuidar una planta carnívora: si no la alimentas regularmente, ¡puede que termine devorándote a ti! Así que, amigo mío, ponte cómodo y prepárate para aprender cómo mantener a raya a esa fiera digital llamada blog.

Paso 1. Elige un tema

Antes de que te lances a escribir como un pollo sin cabeza, tomate un momentito para reflexionar sobre qué demonios quieres contarle a tu audiencia. Sé que puede sonar más fácil de lo que es decidir qué pedir en un buffet libre, pero créeme, es crucial. Porque, aunque parezca que hablar de todo un poco puede ser la clave para conquistar el mundo (o al menos internet), la realidad es más cruel que un león vegetariano en la sabana: si tus temas no guardan relación con lo que vendes, estás jugando al escondite con tu propia clientela.

Y no, no me malinterpretes, no te estoy pidiendo que escribas un tratado filosófico sobre la relación entre los seguros de vida y la teoría de la relatividad. Pero tampoco puedes andar por ahí soltando perlas sobre recetas de cocina si lo tuyo son los seguros. ¡Vamos, hombre! Es como intentar venderle zapatos a un pez: puedes intentarlo todo lo que quieras, pero al final del día, nadie va a estar interesado.

Así que, ya sabes, si eres una agencia de seguros, mantente firme en tu terreno y deja las recetas de cocina para los chefs. ¡No seas como esos blogs que se desvían más que un borracho en una pista de patinaje sobre hielo!

Paso 2. Que el título llame la atención

Ah, el arte de los titulares, esa danza cautivadora entre las palabras que puede hacer que tus lectores se detengan en seco o que pasen de largo más rápido que un tren bala en hora punta. Pero no temas, joven padawan de la escritura, porque aquí estoy yo para guiarte en este intrincado camino hacia la gloria titular.

Primero y ante todo, las palabras clave son tus mejores amigas en esta aventura. Piensa en ellas como el anzuelo que lanzas al océano de internet: si no es lo que los peces (o sea, tus lectores) están buscando, simplemente nadarán en otra dirección. Así que, asegúrate de que tu titular esté repleto de palabras clave que hagan vibrar los corazones (y los algoritmos) de tu público objetivo.

¿Y qué me dices de las listas? Ahí tienes un truco infalible para captar la atención de los lectores más escépticos. ¿Quién puede resistirse a un buen titular con números, prometiendo soluciones rápidas y fáciles como «10 maneras de mejorar tu blog en menos de 24 horas»? ¡Yo desde luego no!

Pero espera, que aún hay más. ¿Qué tal si tu titular no solo promete, sino que también resuelve un problema o plantea una pregunta intrigante? Ahí tienes el gancho perfecto para enganchar a tu audiencia desde el primer vistazo. Porque, vamos, ¿quién no quiere descubrir la respuesta a «¿Por qué tu blog está condenado al fracaso y cómo evitarlo»?

Y por último, pero no menos importante, no olvides nunca a quién va dirigido tu mensaje. ¿Tu artículo está pensado para mamás ocupadas, emprendedores audaces o amantes de los gatos con alma de poeta? Pues asegúrate de que tu titular les hable directamente al corazón, como un susurro de un amante en la oscuridad de la noche.

Así que ya sabes, amigo mío, la próxima vez que te enfrentes al desafío de crear un titular irresistible, recuerda estas claves infalibles y prepárate para ver cómo tu audiencia se abalanza sobre tu contenido como adolescentes en un concierto de su banda favorita. ¡Que la fuerza titular te acompañe!

Paso 3. Escribe una introducción, este es el anzuelo del artículo

La introducción de un artículo es como el primer bocado de un plato exquisito: si no te deja con ganas de más, ¿para qué seguir comiendo? Es por eso que la calidad de esta sección, además del título, es crucial en la travesía de captar y mantener la atención del lector. ¿Por qué? Bueno, imagina que abres un libro y la primera página te aburre más que una conferencia sobre pintura de secado de paredes. ¿Cuánto tiempo crees que pasarás leyendo ese libro? Exactamente, menos que un caramelo en la puerta de un colegio.

Para evitar esta tragedia literaria, debes crear una introducción que no solo sea interesante, sino que también aporte valor desde el primer párrafo. Debes seducir al lector, mostrarle un adelanto de lo que le espera si sigue leyendo tu artículo. Genera expectativas, como el tráiler de la próxima película de superhéroes, pero sin tanto CGI.

Explícale al lector qué conocimientos va a adquirir, qué experiencias va a vivir, qué secretos va a descubrir a lo largo de tu post. Haz que se le haga la boca agua con solo pensar en lo que está por venir. Porque, créeme, si consigues despertar su curiosidad y mantenerla en vilo, ¡tendrás a ese lector comiendo de tu mano (o de tu teclado) hasta el último punto y coma!

Así que no escatimes en esfuerzos al redactar tu introducción. Piensa en ella como el anzuelo que lanzas al mar digital: si no es lo suficientemente jugoso, los peces (o sea, tus lectores) seguirán nadando en busca de una presa más apetecible.

Paso 4. No olvides el contenido multimedia

No subestimes el poder de las imágenes, gifs y vídeos en tu artículo, porque en este mundo digital, ¡una imagen vale más que mil palabras (y un gif ni te cuento)! Incorporar elementos visuales en tu contenido no es solo un bonito adorno, es una estrategia inteligente para captar y retener la atención de tu audiencia.

¿Por qué son tan cruciales? Bueno, piensa en ello como en darle un toque de salsa picante a tu plato favorito: puede que la comida esté buena por sí sola, pero con un poco de pimienta extra, ¡se convierte en toda una experiencia culinaria! De la misma manera, las imágenes, gifs y vídeos enriquecen tu artículo, haciéndolo más atractivo y fácil de digerir para tus lectores.

No se trata solo de adornar tu texto con bonitas fotos (aunque eso también ayuda), sino de utilizar estos elementos visuales para complementar y reforzar tu mensaje. Una imagen puede ilustrar mejor una idea que mil palabras escritas, y un gif bien colocado puede añadir ese toque de humor que hace que tu artículo destaque entre la multitud aburrida de la web.

¿Cuántos elementos visuales deberías incluir? Bueno, la regla general sugiere una imagen cada 350 palabras, pero esto puede variar según el tipo de contenido y el estilo de tu blog. Lo importante es encontrar el equilibrio adecuado para no sobrecargar ni abrumar a tus lectores, pero sí ofrecerles una experiencia visualmente atractiva y estimulante.

Además, no subestimes el poder de generar empatía con tu audiencia a través de imágenes y vídeos. Al mostrarles contenido visual relevante y atractivo, les estás dando una razón más para conectar contigo y tu marca, lo que aumenta las posibilidades de que compartan tu artículo y lo recomienden a otros.

En resumen, no escatimes en la incorporación de elementos visuales en tu artículo. Haz que tu contenido sea tan sabroso visualmente como lo es en términos de palabras, y verás cómo tus lectores vuelven por más, ávidos de disfrutar de esa experiencia completa que solo tú puedes ofrecerles.

Paso 5. Las palabras claves son la clave

¡Por supuesto! Aquí tienes una versión mejorada y más detallada:

Si quieres que tu blog brille como las estrellas en el firmamento de Google, hay una regla de oro que debes seguir: la palabra clave es tu mejor amiga y aliada en esta aventura hacia el éxito digital. Elige sabiamente una palabra clave que se ajuste como un guante a tu tema y que tenga ese atractivo volumen de búsquedas, pero ojo, ¡sin pasarte de la raya! Como en un buen cóctel, el equilibrio es clave. Una vez que tengas tu palabra clave en la mira, es hora de esparcirla con la gracia de un chef espolvoreando especias sobre un plato exquisito. Mi consejo: unas 2-3 veces cada 100 palabras deberían hacer el truco. Pero, ¡ojo! No te emociones y la repitas como un loro descontrolado. Google premia la naturalidad, y si te pasas de la raya, te encontrarás en la lista negra más rápido que un youtuber que viola los derechos de autor.

Ahora bien, no te limites solo a llenar tu artículo con palabras clave como un loro descontrolado. ¿Quieres que tu contenido se eleve por encima del ruido digital y se convierta en la charla del vecindario virtual? Entonces, necesitas ofrecer algo más que simples palabras. Material extra, mi querido Watson. Los enlaces son tus aliados secretos en esta misión. Al proporcionar a tus lectores enlaces adicionales, les estás ofreciendo un tesoro de información adicional para que su experiencia de lectura sea tan rica como un pastel de tres leches en un banquete. ¡Eso sí que es valor añadido!

Pero espera, que aún hay más. ¿Quieres que tu contenido viaje más lejos que un astronauta en misión espacial? ¡Los botones de compartir en redes sociales son tu boleto de oro hacia la viralidad! Al colocar estos botones estratégicamente en tu artículo, estás haciendo que compartir tu contenido sea tan fácil como comer pastel con tenedor de plástico. Porque, seamos honestos, somos criaturas perezosas por naturaleza, y si no le facilitas las cosas a la gente, ¿qué esperas que hagan? ¡Ah, sí, compartirlo hasta el infinito y más allá!

Así que ya lo sabes, mi querido amigo del mundo digital. La palabra clave es tu estrella guía, los enlaces son tu paquete de regalo y los botones de compartir son tu pasaporte hacia la fama virtual. ¿Quién dijo que ser un blogger era fácil? ¡Pero con estos trucos en tu arsenal, estás un paso más cerca de conquistar el universo digital!

Paso 6. Dale un buena conclusión a tu artículo

No subestimes el poder de una conclusión bien elaborada. No dejes a tus lectores con la miel en los labios, ávidos de más, sino que cierra el círculo de tu tema con maestría. Resuma los puntos clave que has tratado a lo largo de tu artículo, conectando los puntos para ofrecer una visión completa y satisfactoria del tema. Y para darle un toque personal y distintivo, no olvides agregar tu propia conclusión, basada en tu análisis y experiencia. ¡Eso le dará un sabor único y auténtico a tu artículo!

Pero espera, que aún hay más. ¿Quieres que tu artículo no solo sea leído, sino también interactuado y compartido por tus lectores? Entonces, necesitas una llamada a la acción que haga que tus lectores se sientan inspirados a participar. ¿Te ha parecido interesante todo lo que has leído? ¡Pues no te quedes callado! Deja tu comentario y comparte tus pensamientos conmigo y con el mundo. Porque, al fin y al cabo, la magia de la escritura radica en la conexión que creamos entre autor y lector, ¡y qué mejor manera de fomentar esa conexión que invitándolos a ser parte activa de la conversación!

Así que ya lo sabes, amigo mío. La conclusión de tu artículo es tu oportunidad de dejar una impresión duradera en tus lectores, mientras que una llamada a la acción bien elaborada puede transformar a tus lectores pasivos en participantes entusiastas. Con estos trucos en tu arsenal, estás un paso más cerca de convertirte en el rey o reina del contenido digital. ¡Adelante, el mundo está esperando tus palabras!

Author avatar
Gooova
http://gooova.com
¡Hola! Soy Marco Antonio, más conocido en el mundo del diseño como Antonee. Me apasiona explorar el universo de la expresión visual en todas sus formas. Como analista de sistemas, SEO Manager, fotógrafo y diseñador gráfico, soy fundador de Gooova Studio en espacio para mostrar todo mi trabajo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *